FLORES ENERGETICAS MAYAS DE GUATEMALA

¿Qué es?

Es una terapia NATURAL donde la esencia de flores específicas entra en el campo electromagnético de las emociones del paciente, brindándole la armonía interior y devolviéndole la alegría de vivir.

La energía sutil de las flores es de gran ayuda en el equilibrio personal.  Mejora la calidad de vida.

Este sistema de curación va dirigido al aspecto emocional.

Historia

Las “flores de Bach” fueron descubiertas por el Dr. Edward  Bach en los años 30.  Tras muchos años de práctica en medicina convencional, inmunología y  homeopatía,  Edward Bach, llegó a tomar conciencia de que lo que genera los problemas físicos de las personas son sus condiciones psicológicas.   Durante varios años Bach investigó el poder sanador de la  naturaleza, en flores de los campos  y en los árboles de los bosques, y encontró un remedio apropiado para cada caso.

Las esencias  energeticas de Guatemala, al igual que las flores de Bach, no utilizan la materia física de la planta sino la energía vital que se encuentra contenida en la flor. Esta energía sanadora se extrae mediante un proceso cuidadoso, desde la obtención de las flores hasta su almacenamiento.   Procesando la flor y energetizándola.  La sustancia  obtenida se utiliza para tratar la causa de la enfermedad a un nivel energético.  Así,  las esencias florales tratan la causa emocional que esta detrás de toda enfermedad.

¿Qué cura?

 Equilibra el estado emocional de la persona, influye en la curación de las enfermedades.  Mejora la condición  anímica  del individuo. Promueven una personalidad equilibrada.   Ayudan a aliviar el dolor, a ampliar la conciencia  y al desarrollo personal.

A partir del año 1976 la Organización Mundial de la Salud reconoció la validez de la terapia floral, como una efectiva forma de medicina alternativa, inocuidad y bajo costo. En la práctica estas esencias florales se ingieren como gotas a nivel sublingual, que de manera similar a la homeopatía ingresan directamente desde allí hacia los cuerpos sutiles o campos bioenergéticos del ser humano.

Las esencias florales se preparan específicamente a la persona dependiendo de  su  temperamento, su estado emocional y su carácter en particular.  ‘Trata al paciente y no a la enfermedad’. “Los siete pasos de la curación: 
paz, esperanza,  fe, seguridad, sabiduría, amor y alegría de vivir.”

¿Quien es un candidato?

Está indicado en toda enfermedad física, psicológica, emocional.  Toda persona que quiera sentirse bien, que tenga sueños y quiera cumplirlos, que quiera llegar a la autorealización personal y que quiera sentirse feliz.  Personas que están atravesando una etapa de duelo, en quienes quieren superar sus adicciones o bajar de peso y recobrar su autoestima, controlar el estrés y obtener un estado de serenidad, en personas rígidas emocionalmente, todo ser humano que quiere mejorar todos los aspectos de su vida.

Armoniza y sana los conflictos emocionales, mentales o espirituales, que están en el origen de la gran mayoría de las enfermedades.

Contamos con esencias florales específicas para aliviar diversos problemas emocionales como por ejemplo el miedo, la tristeza, la culpa, la ansiedad, la depresión, la baja autoestima, y muchos otros.

Procedimiento:

Consulta con el médico especialista  para la evaluación del estado anímico del paciente, evaluando así, las flores adecuadas para recuperar el equilibrio emocional del mismo.

Riesgos:

Ningún efecto colateral.

Exámenes pre operatorios:

No son necesarios

¿Que se espera después del tratamiento?

Que la persona se encuentre a sí misma, realización personal, resolución de sus problemas emocionales y recobre la alegría de vivir.

Quién realiza el examen:

Médico en medicina biológica o naturópata.

Herramienta:

Esencias florales mayas